Annchen en su estudio de Yin Yoga

¿Buscas alivio
físico, emocional
y mental?

Prueba el estiramiento lento y meditativo del Yin Yoga conmigo, Annchen

Yin Yoga es la práctica del estiramiento de
una manera lenta y meditativa.
Combina las posturas y la respiración para aliviar la tensión y conectar con el cuerpo, la mente y las emociones. 

Annchen con el mar de Cabo De Gata detrás

Hola,
soy Annchen. 

Cuando era más joven, para mí, el yoga significaba dos cosas: torcer el cuerpo de formas imposibles o tumbarse, aburrido.

Pero hace ocho años, durante una estancia en la India, empecé a practicar yoga para fortalecerme. Descubrí que el cambio externo provocaba uno interno. Me sentía más tranquila y concentrada. Me ayudó a rebajar el estrés de mi vida diaria, aportándome calma física, mental y emocional.

 

Mi pasión por la salud y la curación a través de una práctica consciente y adaptada a mi cuerpo llegó con el descubrimiento del Yin Yoga. Los estiramientos profundos y conscientes del Yin Yoga me ayudan a desconectar y a aumentar la flexibilidad y la movilidad.

 

Soy profesora de Hatha Yoga y Yin Yoga (RYT-200) certificada por la Yoga Alliance. Una ávida discípula de Yin Yoga, he dedicado los tres últimos años a practicar, aprender y enseñar Yin Yoga online y de forma presencial en Granada, España.

¡Me apasiona esta práctica transformadora y quiero compartirla CONTIGO!

Annchen enseñando una postura en un taller de Yin Yoga
Annchen Profesora Yin Yoga.jpg

Clases 

 El Yin Yoga es una práctica pasiva y meditativa. Sirve como antídoto a un ritmo de vida muy activo (yang) y a menudo estresante. El Yin Yoga te ayuda a equilibrar

la respiración, el cuerpo y la mente.
Conectando con tu interior (yin), te permite a ser más presente, liberando

tensión físico, emocional y mental. 

Ofrezco clases en grupo o particulares, presenciales en Granada o online desde la comodidad de tu casa -
¡tú eliges!
 
Te invito a descubrir un mejor equilibrio en tu vida. ¿Te animas?

Gradient

Por qué me gusta  Yin Yoga 

 
Jenny testimonial YinYogaAnnchen.png
Jenny

Al principio no estaba segura si iba a disfrutar el ritmo lento del Yin Yoga ya que estoy acostumbrada al Vinyasa, que es más activo.

 

Sin embargo, me parece que el Yin es realmente relajante; el tiempo parece volar. Creo que también es excelente para solucionar problemas físicos, como la tensión en los hombros o el cuello por trabajar frente a una pantalla todo el día.

 

Annchen enseña muy bien, y siempre ofrece diferentes opciones para probar.

CharlesTestimonialYinYogaAnnchen.png
Charles

Annchen te dice lo esencial: dónde tiene que trabajar tu cuerpo y te propone varias opciones para que adaptes la postura a tus posibilidades.

 

El principio del Yin Yoga – quedarse por lo menos 3 minutos en la postura– permite alcanzar un profundo relajamiento. Las explicaciones de Annchen y su voz elegante y templada ayudan a tranquilizarte. 

SilviaTestimonialYinYogaAnnchen.jpeg
Silvia

El Yin Yoga me gusta porque me da mucha flexibilidad, ya que me ayuda a estirar todo mi cuerpo y a calmar mi mente. Es una práctica muy relajante en la que trabajas todo el cuerpo y también la mente.  

 

Te ayuda mucha si practicas otros deportes como el esquí, el senderismo, o cualquier otra práctica de yoga más intensa, porque con el Yin, siento mi cuerpo preparado para otros deportes y mi mente más calmada.

AlbaTestiomonioYinYogaAnnchen.png
Alba

Annchen tiene un gran conocimiento del tema y es una fantástica profesora. En sus clases emplea un enfoque simpático y al mismo tiempo profesional.

 

Su Yin Yoga me ayuda a conectar y experimentar mi cuerpo de una manera muy placentera. Siempre siento una transformación mental y de mi cuerpo durante la clase.

SimonTestimonialYinYogaAnnchen.png
Simon

Me encantan las clases de Yin Yoga porque me ayudan a relajarme y estirarme después de un largo día delante del ordenador. 

La clase de Annchen se adapta a todos los tipos de cuerpos y niveles de condición física, con variaciones para cada postura para lograr los mismos resultados, en lugar de apegarse rígidamente a la postura exacta.

Me gusta que podemos reunirnos por Zoom, interactuar con otros estudiantes, ver cómo manejan las posturas, qué problemas tienen y compartir la experiencia de Yin Yoga juntos.

MaikaTestimonialYinYogaAnnchen_edited.jpg
Maika

Me considero una persona bastante hiperactiva, especialmente mentalmente. Este exceso de acción y de “querer hacer más” tuvo sus consecuencias negativas; en mi caso el insomnio. Entonces decidí probar Yin Yoga.

 

La quietud adoptada durante las posturas se traduce a su vez en quietud mental, y no hay nada más maravilloso que eso. Actualmente practico tanto Ashtanga como Yin Yoga para conseguir un equilibrio en mi práctica. Sin embargo, Yin es indudablemente mi polo a tierra; el momento para escuchar a mi cuerpo desde la calma.